login
Inicia sessió

register
Registra't

desempolsament de vells i nous mots

Articles de la categoria: relats i poesia variada

...un de tants...

declaració d'amor i principis

poema visual amb música d'Arvo Part, Spiegel Im Spiegel

(aproximadament 2005-2007)

Recomano molt fermament que obriu l'enllaç del vídeo al youtube, poseu la pantalla gran, i bon volum. Aquí en petit no s'aprecia bé.

http://youtu.be/9g3-DGjL1tQ

Comentaris (1)14-02-2013 21:30:12relats i poesia variada

un món petit (sense corregir), març 2002


Un món petit. Plovia. Se li van treure les ganes de fer res. Un altre cop. La poca llum del matí, estava tot tapat, convidava a seguir al llit un parell d’hores més. Però es va aixecar. Va posar-se l’albornòs, va sortir de l’habitació mentre sentia la dutxa del pis de dalt. Va pensar que no havia de fer res, que hagués hagut de continuar parant el despertador cada cinc minuts. Alguns cops era capaç d’estar-se al llit, amb el timbre del despertador al costat de l’orella, cada cinc minuts, parant-lo i somniant que es despertava. Algún dia que havia de fer coses “importants”, o tenia una cita obligada, posava el petit aparell ben lluny, perquè s’agués d’aixecar del llit per parar el timbre molest. Però l’estratègia no funcionava gaire bé. Arribava arrosegant-se, deixant només els peus al llit, fins l’aparell, li fotia un cop, l’agafava i se l’acostava al capçal del llit, o inclús s’el posava dins del llit, amb la idea que al tenir-lo tant aprop el molestaria i per fi s’aixecaria. Estratègies per dormir. Perquè al cap i a la fi, al matí, quan obria els ulls, disfrutava enormement del pes del seu cos inert dins del nòrdic. Disfrutava de la sensació de pesadesa no només del seu cos, també del seu cap, que en el moment de despertar-se era incapaç de raonar res, enboirat de tal forma que tot i res es barrejaven placenterament.

Tot i que plovia i tenia excusa per seguir al llit, va aixecar-se i va posar-se l’albornòs. Sentia l’estrèpid constant de la pluja damunt la teulada, una remor grisa. Com cada dia es va dirigir directament a la cuina, la porta era oberta, la vista buscava la màquinota vella que feia el cafè, i la va trobar. Al mateix temps que els seus ulls enfocaven la màquina, sota el seu peu es va sentir el soroll que fa la sabatilla de plàstic en trepitjar aigua. Els seus ulls van baixar la vista fent un lent recorregut, com si es neguéssin a l’evidència, com si no volguéssin veure el que tocava veure. Tot el terra de la cuina era cobert d’una pel·lícula d’aigua. Després d’una petita pausa, va dirigir-se a la cafetera, tot negant amb el cap. Và connectar la màquina. Se li va passar pel cap que volia fumar. Ja savia que de bon matí fumar era trobar-se malament tota la resta del dia. No va ni pensar-s’ho. Va sortir de la cuina amb decisió, amb una decisió que el va sorprendre tant d’hora com era. Quan va deixar de sentir el soroll d’aigua sota els seus peus, es va descalçar amb un gest mecànic i ràpid i va proseguir la marxa. A l’arribar a l'habitació la primera sensació que va tenir va ser olfativa. Feia pudor. Va sentir com la fredor del terra començava a calar-se-li pels peus. Va trobar el paquet de tabac amb un únic cigarret. Maleïn-lo va agafar-lo, i va buscar l’encenedor, després va buscar un altre encenedor. Amb preses pel fred progresiu, la mala llet que començava a omplir-lo i la molesta pudor de l’habitació, va sortir sense el foc. Al girar pel breu passadís va veure les sabatilles de plàstic als seus peus, flotant, mentre va notar el primer contacte dels peus amb l’aigua, que ja cobria el petit menjador. Sota la taula va veure com l’estora de la sortida de la cuina també flotava, ja havia fet uns tres metres de recorregut. La cafetera feia un soroll estrany. Va calçar-se les sabatilles amb abatiment i va seguir fins a la ciuna. La cafetera va deixar de fer soroll amb un bluf elèctric, i la llumenta que indicava si tenia l’aigua calenta o freda es va apagar. Va buscar un encenedor a un calaix. Va sentir com l’estrèpit de la pluja augmentava mentre tornava a tancar el calaix sense èxit. Va dirigir-se als fogons. En va encendre un i es va acostar amb el cigarret a la boca per encendre’l. La punta del cigarret va quedar negra, socarrada, i mal encès. Va fer uns quantes aspiracions fortes per acabar-lo d’encendre i va començar a tossir ofegadament. El coll se li resentia dels últims anys de fumador empedernit. Normalment el cafè calentó l’ajudava a poder fumar. La tos convulsa i sense res a l’estómac i el coll encès van produïr.li un parell de nàusees. Es va acostar a la pica a la segona arcada tot i que era pràcticament impossible que vomités res. El fàstic va envaï-lo. Mentre es calmava amb el cap cot mirant l’aigüera, el fum del cigarret li anava directe a la cara, cosa que en aquell moment va molestar-lo enormement. Va llençar el cigarret a la pica on va seguir treient fum fins que va engegar l’aixeta per tal d’apagar-lo però no sortia pas aigua. Tossint altre cop, amb el pit encès, va provar d’obrir l’aixeta violentament tres cops més però no sortia res. El fum continuava anant-li directe a la cara. Va apagar-lo amb els dits, cremant-se, mentre tornava a tossir. Va volguer refrescar-se els dits amb aigua i inocentment va tornar a intentar accionar l’aixeta, però no va tenir sort. Va tenir ganes de plorar, però tampoc va poder. Es va portar les mans a la cara i va fregar-se els ulls. El fred als peus ja li era molt molest. Va volguer tornar al llit. Es va acostar a la petita nevera mentre recordava que estava bastant mal servida, buida de fet. Va obrir-la de totes maneres. Un tomàquet amb la pell que començava a destensar-se. El pot de maionesa mal escurat a la porta. Una bossa de plastic amb alguna verdura verda que ja ho havia deixat de ser i a través de la bossa es veia el gris del podrit. També feia una mica de pudor la nevereta. Va estar-se ajupit amb la porta de la nevera oberta, mirant perdudament el panorama, com entenent un munt de coses. Va incorpora-se tot tancant la porteta, i va notar com la vora inferior del seu albornòs se li enganxava a les cames i començava a regalimar-li aigua des de sota els genolls fins als peus. Això va fer-li sentir encara més el fred i la desesperació. Tenia la mandívula apretada amb força, i la vista perduda en algún racó de la cuina. Va acostar-se a la pica, va agafar el residu del cigarret i va procurar encenre’l altre cop, però mentre se’l canviava de mà per posar-se’l a la boca, va veure que encara tenia el gas encès. Amb un gest àgil i violent va tancar el gas dels fogons mentre li queia el cigarret a terra. Va intrentar caçar-lo al vol però el nus del dit del mig de la mà va anar a picar contra l’agafador del forn. Un tros de ferro angulós que li aturava el gest de la mà i li feia una insignificant ferida d’aquelles que fan tant mal. Li feia més mal per la ràbia que pel cop. Va veure el cigarret flotant també a l’aigua mentre amb l’altra mà es tapava el petit tall i es recargolava una mica de dolor. Va pensar en trucar a algú per demanar ajuda, però no se li va acudir ningú. Amb el fred ficat al cos va anar a l’habitació i la pudor a tancat i fum ja no va ni molestar-lo. Va deixar caure l’albornòs lliscant pel seu cos, i el fred va envaïr-lo encara més, va obrir l’armari i va començar a posar-se roba, sense ni mirar l’ordre. Es va deixar els calçotets, i la samareta que li va quedar al damunt de la camisa i l’altre samarreta, al ser més petita li feia agafar unes formes estrafetes i inclús ridícules, per més que ell només notava la incomoditat de portar les peces mal posades. Va voler baixar la persiana de la finestra, cosa que mai feia perquè la llum del dia l’ajudava a vegades a despertar-se, i sempre havia cregut que no tenia res de què protegir-se o amagar-se tancant la persiana, sempre era oberta. Mentre intentava baixar-la, va recordar que l’ultim cop que va volguer tancar-la perquè una amiga volia intimitat, se li havia quedat a mig tancar, i l’amiga també, a mig obrir. La duresa de la corretja de la persiana va fer-li entendre que no baixaria, i no va oposar-hi resistència. La va deixar oberta. Va mirar a través, tot era gris, homogeni, la pluja en si, les gotes, no es vèien, tampoc se sentien caure les gotes, se sentia una remor constant pero no es veien les gotes. Va tancar la porta de l’habitació passant per damunt de l’albornòs moll, i va girar-se de sobte en sentir el despertador. De fet feia estona que el sentia però no l’havia identificat com a tal, ja havien passat cinc minuts. El va mirar amb ràbia, però el va parar cínicament amb lentitud, disfrutant mentre s’acostava amb una sola idea al cap: apagar-lo. El va agafar, se’l va acostar a al cara i el va escoltar. Va posar el dit damunt l’interruptor que l’apagava i molt suaument, sense presa, el va desconectar. Va sentir un alleugeriment total, enormement gratificant. Fins i tot va somriure. Havia vençut. Es va posar les sabates que tenia més a mà. De fet no en tenia més. No se les va cordar. Va asseure’s al llit, tenia els ulls ben oberts però la mirada fixe i sense enfocar al terra. Va estar així uns minuts encara. No pensava en res. Després, com un acte reflex, va aixecar lleument el cul per agafar el nòrdic per la punta. Encara sense enfocar i amb la mateixa mirada despreocupada, i amb els llavis relaxats cap a fora, va posar els peus dins del llit, es va estirar, i es va tapar. Encara va estar un moment amb els ulls esbatanats, però mica en mida es va anar relaxant, i es va deixar anar.




6

Comentaris (0)31-01-2013 13:49:29relats i poesia variada

ideas impropias (seqüeles dels cursos amb teatro de los sentidos), març de 2003



IDEAS IMPRÓPIAS (ventajas de tomar apuntes...)

(y disculpen la extensión,...es que si se me estimula...)


Tema propuesto por Enrique:

Encontrar el siléncio en el bullicio.

La soledad en la multitud.

La oscuridad en la luz (la ceguera en la visión).


Lo importante, para despertar el imaginario es basar la experiencia en lo no dicho, en lo no visto. Puede más el fragmento que la totalidad, el fragmento invita a imaginar el resto, lo que no se vé.

-Transformación de lo simbólico a real: el juego necesario para vivir, el proceso (poético).

-Síntesis de la transformación, mostrarla: la representación, el resultado

-Transformación de lo concreto, relación entre juego vida i trabajo.

Preguntas al aire: ¿qué pasa con una sociedad que no juega? Que no se expresa? Que no se inventa. La sociedad deconsumo fachista que imposibilita el juego y controla el deseo social mediante la seducción, (que debe ser así: división del tiempo de una vida, familia-trabajo-ocio. Secuestro del tiempo de una vida (Focault), imposibilidad de la diferéncia-divergéncia-libertad-expresión. Control de la creación-manipulación, control de la intimidad,=> muerte social.)

Hace falta reinventar la posibilidad de transformación de la vida-trabajo-juego.


Temas hablados para seguir investigando, (Hemos cargado espacios y aprendido del ritmo, ¿qué más?)


Ante la dificultad comentada por varios de mover limpiamente y sutilmente a los espectadores (sentarlos en sillas,...) se habló de:

Marga: La importáncia de la Manipulación del cuerpo del viajante. Haria falta investigar las posibilidades de conducción de los viajantes. Trabajar a partir de conocimientos de cuerpo-danza, para la correcta, fácil y llevadera forma de mover al público.


Enrique: remarcar la diferencia entre Manipulación y Animación, pues es muy distinto hacer mover desde fuera, físicamente, que motivar (animar) al movimiento. És mucho más interesante el animar, que el movimiento salga de dentro del espectador mismo. ¿Como hacerlo?

Para sentar,... hay que estudiar, conocer, el centro de gravedad del individuo.


Carles: (y lo comparto pues me pasó) el ruido de la silla al sentarse saca totalmente al viajero del trance.

Marga: hay espectadores (mejor llamarles espectantes, ¿no?) que vacilan a la hora de sentarse, necesitan saber que hay algo donde caer, y buscan la silla con el cuerpo. Cosa sucia.


Pregunta de Carles (la que tanto gustó a Enrique, creo...) ¿Cómo ayudar a transportar? (despersonalizar-humanizar)


Como propuestas o temas por los que navegar, salieron varias ideas, todas ellas relacionadas, que basicamente son: (si descuido algo importante ... lo siento)


-¿cómo crear condiciones para encontrarnos los unos a los otros?

¿qué hacer para hacer desaparecer (o convertir en inútil) la Mascara de las Personas. (Diletta)

-Importancia del hecho unificador - comunión complicidad (festejos copa europa, mani no a la guerra,...) (Marc)

-Diferencia entre esta complicidad-identificaciónm masiva de la identificación colectiva partiendo del hacer sentir especial a cada uno, eso es lo que une, el ser (sentirse) especial (Marga)

-Importancia del hecho unificador litúrgico, el ritual como "nueva" forma de comunión humana-grupal. El pertenecer a algo propio, diferente y común. Entrega y alteración de los estados de consciencia. Otras realidades. Primitivismo. (Ayer me comentó un gran viajero, "fui a buscar un gurú en la India y lo encontré en un orangutan")

-Alteración de los estados de consciencia (despersonalización, sacar la máscara).

-Desaprender lo mal aprendido, el olvido de la memoria del cuerpo, el juego primigénito-placer-deseo.

-Importancia del deseo de juego, de vuelta al origen, de renacer de la sociedad actual (mirense las clasesi libros de autoconocimiento, yoga, bailes primitivos, ... la renovacion y vuelta al cultivo del espíritu indigenista.). Se desea el juego por estar criminalizado (restringido solo a los niños, que cada vez más se parecen a adultos en pequeño, y se les limita el vuelo) (ver gente jugando-feliz riendo siempre es motivo de malas miradas recriminadoras, en el fondo envidiosas).


Atando cabos: alteracion de estado de consciencia óptimo para la vuelta al juego-deseo original. Importancia-requerimiento de la complicidad.


Pregunta mia (responderla es mi objetivo vital): ¿cómo hacer para demostrar (hacer entrar) que otra forma de vida és posible, que otros mundos son posibles, que el juego-vida-amor-trabajo no tiene por que dividirse e institucionalizarse?. Demostrar que es posible.

A lo que decia Marga de la imposibilidad de generar un movimiento social que altere el ritmo-curso de las cosas, la vuelta al juego, respondo que OJALÁ (para mi) así fuera, y sin grandes siglas, banderas o colores, que la onda del juego-vida-amor se extienda reinventando nuevos mundos. Pero quizás no es el objetivo del grupo ni de la compañía... (yo seguiré buscando, tratando de hallar el lenguaje que permita DAR EL EJEMPLO de que es posible otra forma de vida. ...

En relación a esto:

Pregunta mia: ¿cómo hacer para que el viajante no tenga más remedio que aceptar que está dentro de una realidad que desconoce, y que la única forma de estar es entrar el un mundo por inventar, dejarse suceder? ¿Y como hacerlo sutilmente? Pero que se dé esta decisión mental: no tener más remedio que jugar (o irse).


Diletta: conseguir que la gente opine y hable.

Recuperar el hablarse en la calle, vida en interacción simple y afectiva.

Dejar constáncia del hecho multicultural rico de la ciudad de Barcelona susceptible al juego.

Dejar constáncia de los lentos cambios que suceden o intentan suceder en el mundo, deseo de ser dueños y soberanos de las propias decisiones, y de la gestión del pueblo mismo (democrácia participativa, Portoalegre, ...Cardedeu.....)

He ahí la necesidad que siente la gente de vivir, dejandose suceder.

Descriminalizar el afecto, hacerlo público, no encerrarlo sólo en la intimidad (último espacio de libertadque nos dejan(dejamos) que ya empieza a oler a podrido...) (abrazos públicos para todos...)


En cuanto a la memória del cuerpo: el cuerpo sabe, conoce, pero no se le escucha. Plantear la plataforma dónde se pueda hacer escuchar al cuerpo.

Marcel Proust / Sigmund Freud

Uno trabajaba la memoria corporal a partir de la evocación de recuerdos (?) (taza de té y madalenas). Otro a partir de la interpretación de los sueños, escritura-habla automática. Para hallar lo que el cuerpo (como ser entero supongo) sabe, conoce y recuerda. (recordar Artaud, Grotovsky (?),...)

Recordad el primer beso... el cuerpo busca el recuerdo, gesto involuntario, no intelectualización del recuerdo.

Amnésia infantil, lo de antes de los 4 años se olvida... quizás si recordáramos el nacimiento, la gestación, el placer del calor de la mierda, del juego primigénito y su deseo, la sociedad caería por propio peso (el peso de la mierda calentita...). Las instituciones no podrian soportar el peso de alguien que recuerda su nacimiento.


Carles: "Vivir es formar futuros recuerdos" de Ernesto Sabatto, libro "El Túnel". ¿cómo poder sentir esos recuerdos?

(apuntes interesados, filosofia personal corta y pega)

.....está claro (Wittgenstein) que sin lenguage no existiríamos, (o que aquello que existe es porqué podemos decirlo), pues necesitamos de el lenguaje para explicarnos lo que somos y como nos movemos. Y de ahí que lo que somos es lo que podemos decir de nosotros, lo que vivimos no son mas que futuros recuerdos, explicaciones de nuestra existéncia. El hombre necesitó siempre de explicaciones del funcionamiento del mundo (mito-logos), pues tiene miedo de no ser nada. Pero cuando las explicaciones o relatos que creamos para explicarnos a nosotros mismos son (como son ahora) un cúmulo de convenciones sociales que deshumanizan las personas (Nietzsche), qué sentido tiene seguir repitiendo los mismos relatos y explicaciones. ¿qué pasaria si se pasara página y nos encontraramos una hoja en blanco en la que inventar de nuevo nuestro propio relato, nuestro ser? (¿tendrá algo que ver esta paja mental con lo que queremos discutir?) Creo que lo de la página en blanco si, mi idea es demostrar que puede estar en blanco, ...si se borra toda la porqueria que nos hemos inventado para funcionar... ("El Ocaso de los idolos"), generar una ampliación del campo de Batalla (por cierto este es el titulo de un libro muy bueno de Michell ... no se quetereault, de Anagrama...). (Enseñar a hacer dudar del discurso-relato oficial (la gran mentira en la que vivimos).

Retomando la frase de Ernesto Sabatto, ¿es posible que las nuevas vivencias que se convierten en futuros recuerdos puedan ser de un color-aroma-juego-amor completamente distintas a las que estamos acostumbrados a vivir? ¿ qué pasaria si lo que genera futuros recuerdos es una realidad desconocida,... por hacer,.. por jugar?

Y ahora que sacamos el tema de las costumbres... igual que del lenguaje, el hombre necesita de costumbres, (reglas, métodos, formulas) para funcionar,... Si las costumbres son deshumanizadoras... ¿qué pasaria si se cambian (o desaparecen las costumbres... )?

Ahí me gustaria atarlo con el terror hacia el caos, por desconocido, irracional, peligroso(?),... quizás el Caos es un punto importante para intentar retomar la proximidad (o vuelta) al juego-deseo primigénito (libertad). Sin entender el caos como destructivo (unicamente no, por lo menos) sinó parte de la escéncia del hombre que mantenemos aprisionada y criminalizada (como el afecto libre) (George Bataile) porqué encerramos nuestra parte oscura, nuestro deseo de muerte, nuestro deseo de caquita caliente, deseo o profundo miedo...

¿Cómo brindar la oportunidad de liberar todos los deseos que la sociedad exhige reprimir y contener? Afecto prohibido, juego prohibido, deseo frustrado (de ahí la mayoria ( a mi entender) de enfermedades de la gente de hoy, por la inhivición de partes escenciales del hombre que escondemos tras la corbata haciendo ver que no pasa nada, que el mundo va bien y todo es bonito,... pues no, señores,... no. )

Qué envidia de los indígenas libres de depresiones y psicosis y culto a absurdidades, con su estructura-relato mínimo para entender el entorno,....y, claro, respetarlo, de acuerdo con las leyes Naturales, Humanas... Quizas somos como un intento de mayonesa hecha a mano, que hace tiempo que se cortó, pero el miedo a reconocer el error (y al Cambio) y la inercia que lleva la mano que gira, nos impide volver a intentarlo, puesto que habria que tirar el líquido cortado, y claro, como mantenerlo da dinero...


La idea de un laberinto en la cuidad, el Raval.

Qué bonito seria intervenir poéticamente en la ciudad, o barrio, creando un espacio de fantasia dónde puede ocurrir qualquier cosa, dónde la complicidad (y siléncio (entendimiento mudo)) de la gente convierta las calles en campo de batalla del juego, del amor, del dejarse suceder (me gustó tambiín la expresion de dejarse...).

Imaginad que por la calle te encuentras, lo que decíamos, re-acciones fuera de lugar, piezas vivas sugerentes, detalles,... que te hacen ver la calle, no como via por dónde pasar, sinó como espacio susceptible de convertirse en poema, y ser el paseante el interprete (y autor). (Un proyecto en el que estoy trabajando sobre Dalí va por ahí, convertir en poema todo lo que pueda...+/-)

Poner guias "sensoriales" urbanos...

El ruido del mar en la calle...

Imaginad que se "preparan recorridos, piezas poéticas,... intervenciones,... ricas, divertidas, invitadoras al juego y la libertad (descolocación, colocación en otras realidades-estados de consciencia y percepción), de tal forma que la gente empezara a querer más y generar autómomanente piezas, acciones,... y que poco a poco la ciudad se conviertiera en un gran conjunto de pomas, y los paseantes (que no ciudadanos) se conviertieran en parte del poema, autores y vividores de experiencias ( a voluntad) exhigentes de vida y poesia... Que bonito seria...

Por su constitución, encanto y gente que lo habita, el Raval puede ser un sitio idóneo donde infectar la poesia. Y por el tipo de gente (humilde y predispuesta) un lugar donde generar la complicidad necesaria para el juego.

Qué bonito seria hacer un laberinto por el barrio donde todos los "habitantes" (y nunca tan bien dicho) fueran los mismos habitantes del barrio, sin la presencia - manipulaciuón de agentes externos... Que bonito seria...

Qué bonito seria despertar los ojos de poema (o de poeta) en las gentes de a pié, despertar el interés por ver poesia (no sé si se entiende esto de los ojos de poema, lo entiendo yo como algo a estimular y aprender,... la poesia está, solo falta querer (y saber) verla.)

Quizás hacer entrar a la gente en el juego poético urbano, sea una forma de desvelar el instinto por el juego, por la libertad, y hacer revivificar la escéncia humana, y dotar a la vida de goces inimaginables hasta ahora.

...Qué bonito seria...


En fin deseo que algo de aquí os sirva (sin pretenciones de nada)...


Elies

6

Comentaris (0)31-01-2013 13:46:03relats i poesia variada

un poco de poesia (sense corregir), octubre 2003


Un poco de poesía, un poco no más. Si, moza, poesía. Si hay vida la hay.

Sin embargo de las bonitas palabras no come nadie, sólo los buenos oradores y malos políticos, pero contentan el espíritu, lo enriquezen, aún que sea a base de perturbar o despertar dudas, pero estas dudas y movimientos emotivos, son eso, movimiento cerebral, indicativo indiscutible de que hay vida, que corre la savia vital


Hay quién todavía que no se dio cuenta que la vulnerabilidad, la dependencia, los miedos, son signos de flaqueza que no hay que evitar, pues son también signos de vida. Esta flaqueza es quizás la mayor virtud con que nació el hombre. A pesar de los continuados intentos de “superación”, de “madurez”, de tratar algo intrínseco en el hecho humano como algo peyorativo, algo de lo que no hay que tener; tratar la vulnerabilidad como una enfermedad, cómo un problema del cual salir. Quizás es por esta falta de amor (propio , ajeno y cómo especie) que los humanos nos recriminamos esta vulnerabilidad, cuando es nuestra propia debilidad el no entender, el depender de..., el querer a... ¿En épocas dónde la naturalidad humana empieza a esconderse sistemáticamente, qué sentido tiene alabar las virtudes de la debilidad? O quizá es la única arma de contentación que nos queda a los que nos sentimos débiles alguna vez y el entorno nos lo ha recriminado, o nos ha parecido que no nos aceptaba, no lo se. Pero qué más humano que emocionarse y llorar, ¿porqué se ha escondido cual basura? Al fin y al cabo, todos alguna vez al día pensamos que “algo no funciona”, la sensación de estar fuera de juego, desmarcado, marginado, nos engañamos pensando que todo va bién, pero maldiciéndonos por la sensación de tener un pié fuera. Creo que hemos cambiado los valores humanos por mercantiles, y el funesto resultado es una lucha por entrar en éste mercado dónde la competencia es la moneda de cambio, y da igual para qué competimos, hace tiempo que lo hemos olvidado, lo que importa es competir, estar a la altura, ¿pero a la altura de qué? Humanos que no saben comer con las manos, sólo con los sofisticados utensilios, ¿humanos? Humanos que prefieren la artificialidad del cemento, al olor de tierra húmeda bajo sus pies. Humanos rodeados de sistemas de comunicación y lenguajes miles que sin embargo no le sirven para entenderse. Humanos con exceso de información y déficit de conocimientos. Humanos que luchan por defenderse de humanos que se defienden de humanos que son atacados por la ignorancia, la última excusa del sinsentido y la barbarie. ¿humanos? Humanos de plástico todos a semejanza de muñecos de plástico, dónde la individualidad se convierte solamente en intento de parecerse al colectivo mayoritario, el colectivo que no existe, autoengañado y convencido que pertenece a la gente que “está bien”, a la gente que “vive bien”. ¿Pero cuanto hace que no se ve alguien feliz?

¿pero cuanto hace que nos equivocamos de camino?

¿pero cuanto hace que se criminalizó lo humano?

Se tiene conocimiento de culturas primitivas que lograron un equilibrio armónico con su entorno, no digo entre ellos, no lo sé, pero los humanos civilizados no pudimos con su felicidad indefensa. Claro, ¿cómo vamos a consentir que alguien que no seamos nosotros sea feliz? Aún y borrando si hace falta los últimos vestigios de sociedades bien organizadas, o organizadas según su entorno inmediato, no fuese caso que alguien aprendiera algo de ellos.

Eliminemos todo de una vez ¿porqué esperar? Sadomasoquismo humanitario, poco a poco, de alienación a alienación, de mentira a mentira. Mentira, si!, cuando encubres la vida tras mentiras, se empieza a cubrir todo los orificios de aire bueno con más mentiras, y cuando no queda aire, se inventa otra mentira. ¿pero cuantas mentiras más puede aguantar la especie? Y nuestro entorno, ¿puede esperar a que sentemos cabeza? ¿A qué espera la humanidad para desaparecer? ¿Preferimos ahogarnos poco a poco, no? Mola más porqué arrastras más mierda cuanto mas esperas, más mentiras. No somos capaces de mirar y contemplar el mundo con brillo en los ojos pues hace ya tiempo que lo matamos, y el hombre ya no brilla, y qué puede salir de una especie desnaturalizada, carcomida por dentro por sus muchas culpas y por sus muchas individualidades enfrentadas, una especie-càncer de si misma.

Una especie presupuesta culpable hasta que se demuestre lo contrario, un animal que perdió su animalidad más digna y se quedó con el bestial sinsentido que resultó ser su capacidad para el conocimiento y raciocinio, capacidad que le lleva a creer que la misma capacidad por si sola ya es suficiente cómo para apoderarse de cuanto puede, aún que no use esa capacidad para entender que hace falta un gran cambio en el rumbo del hombre, si quiere seguir siéndolo. Entender que no es sin el mundo que se puede vivir, que hay que vivir con y para él, Entender que no es sin la vida que hay vida, que si la matamos, que si la encerramos, que si la criminalizamos, nos matamos, encerramos y criminalizamos nosotros mismos. Entender que si todos procurásemos por los demás, todos daríamos y recibiríamos aquello que tanta falta hace hoy en día, ayuda, comprensión, amor, elementos todos ellos críminalizados por tener en la mirada miedo frente los demás. Entender. Entendernos. Es imposible?

Comentaris (0)31-01-2013 13:43:53relats i poesia variada

carta a Hamlet (sense corregir) 11 novembre 1999 (bufa!)


Carta a Hamlet.



Hamlet, ¡cabrón! Me has contaminado con tu duda. Volverme a enfrentar a la sincera tristeza propia y la putrefacta tristeza de lo que nos envuelve. Esto has hecho. Otra vez no dejas que ninguno de los aprendizajes conseguidos hasta ahora, tengan más valor que el de hacerme caer en la duda.

Tu dices que tu Dinamarca es una prisión, ¡me cago’n Diós! Si la prisión más peligrosa somos nosotros mismos, con una segunda capa “protectora” que es el Auswich total que nos rodea. Si, todo el mundo, prisión. Y la siempre presente duda, siempre intentando taparla, esconderla y engañarnos, la puta duda de hasta que punto podemos ser, de hasta que punto nos parece que nos dejaran ser y la puta duda de si vale la pena esforzarse con los propios objetivos como primordiales, o bien ponerse las titánicas orejeras para no ver más que una dirección, y tragar todas las ganas de girar la cabeza.

¡Mierda, Hamlet! No se si me haces un favor llevandome otra vez la duda en mis manos, porque no se si vale la pena esferzarse a encontrar la solución, o bién si me puteas, encerrandome, otra vez, a mi mítica asocialidad, aislandome, viendo tristeza en todos los sitios y cosas, viendo sólo peste y muerte.

¡Cabrón! La creida estabilidad se desmorona mientras te apoderas de mi, y otra vez la soledad más profunda me invade; ¿seré el único que lo ve? ¡No, seguro que no! Pero ya que estoy encerrado en mi propia prisión, y lo que hay fuera no puede gustarme, ni quiero que me guste, quizás asi si que estoy solo y soy el único que lo ve,...

Què, Hamlet, ¿orejeras o no orejeras? Puta questión de los cojones. Te has cagado en mi, o bien me hechas un cable para huir del pozo de mierda, dónde estamos todos, rodeados de peste, miedo y oscuridad.

No se si maldecirte o agradecerte. Admirarte si que lo puedo hacer, mas que nada porque así me demuestras que almenos tu (¿Hamlet? ) a pesar de la distáncia temporal que nos separa, también te sentiste solo, y tu forma de poner el dedo en la llaga fue con tu locura, yo espero poderlo hacer en mis espectaculos, pero malnacido de ti, vuelves a enfrentarme a la duda de quién soy yo para poner un espejo delante de la sociedad (público), i decir las cosas por su nombre, si la gente, aún y sabiendolo la mayoria, no lo quiere sentir, y les es más facil y cómodo llevar las orejeras.

Te quiero, cabrón. Espero que la asocialidad que me has contaminado (por no decir antisocialidad), quede suspendida con la subida de autoestima que puede representar para mi, interpretarte tan fielmente cómo pueda y hacerlo bien, si no es que tropiezo por el camino.

Gracias por traerme tu locura y por confiar en que pueda transmitir todos tus ascos hacia el mundo que nos rodea. Gracias, cabrón.

6

Comentaris (0)31-01-2013 13:41:58relats i poesia variada